¿De qué va tu trabajo?

Soy Account Manager Internacional (Técnico comercial sedentario) y cubro parte del servicio internacional. Soy el contacto privilegiado para los aspectos técnicos y comerciales para Bélgica y Holanda. Mi trabajo consiste en prospectar y desarrollar la colaboración entre nuestras cuentas industriales holandesas. Para ello, busco y defino soluciones técnicas a medida con el fin de responder a sus necesidades. Además, estoy en contacto directo con expertos técnicos en el avance de las reparaciones, el seguimiento de los pedidos, y la organización de urgencias. ¡Y todo ello desde mi despacho de Douvrin!

¿Cómo llega una al puesto de Account Manager Internacional?

Cuando llegué a Francia, y en concreto, a la región, me di cuenta de que mis habilidades lingüísticas estaban muy demandadas, y sobretodo en el sector industrial. Así fue como llegué a DV GROUP hace 6 años como Asistente de Ventas. Me encargaba principalmente de reservar las reuniones para el ingeniero técnico comercial basado en Holanda. Al cabo de un año, me propusieron formar mi propia cartera de cuentas industriales. ¡No lo dudé ni un instante! Lo que más me gustó es que hayan confiado en mi, y que me hayan permitido evolucionar tan rápidamente.

3 competencias imprescindibles

Pienso que las 3 competencias principales son:

  • La reactividad: ya que lo que esperan nuestros clientes de nosotros es que resolvamos sus problemas rápidamente.
  • Relacional ya que es un puesto en el que el contacto humano es predominante.
  • Para terminar, ser políglota ya que eso permite gestionar varios países.

 

Descríbenos una jornada tipo

¡El tiempo es oro! Nada más llegar, saludo a todo el equipo de Douvrin antes de sentarme en mi despacho. Luego, verifico mis e-mails y gestiono las cuestiones urgentes. Preparo mi agenda de citas telefónicas. En función de distintas tareas a efectuar, organizo mi día. En lo que a mí respecta, priorizo las mañanas para hacer llamadas (seguimiento cliente y prospección) y las tardes para hacer las propuestas, seguimiento de pedidos, traducciones y los pedidos a nuestros distintos talleres técnicos.

¿Cuáles son los desafíos y dificultades de este trabajo?

Como Account Manager Internacional, trabajo muchísimo por teléfono. Tengo que lograr captar la atención de personas durante el premier contacto­­­, y además lograr estrechar lazos y crear confianza con nuestros clientes.
Debido a nuestra tecnicidad debemos demostrar un tanto de curiosidad, interesarnos a nuestros productos y nuestros métodos. Por ello nos proponen a menudo formaciones técnicas.

¿Qué es lo que más te gusta en tu trabajo? ¿En DV GROUP?

Lo que más aprecio por encima de todo es la autonomía, la toma de decisiones y el relacional. Además, lo que más me gusta en DV GROUP es el compromiso; confían en mí y yo confío en nuestro saber hacer. Sé que cuando propongo nuestras soluciones, estoy ayudando a nuestros clientes. No podría vender soluciones en las que no creo. Para terminar, ¡debo decir que el buen ambiente entre compañeros se aprecia mucho!

Como mujer en el sector industrial, has tenido que afrontar retos y ¿cómo lo has logrado?

Sinceramente, no he tenido que superar ningún reto específico por mi condición de mujer en el sector industrial. Es verdad que trabajo en un medio principalmente masculino. Al principio, no tenía para nada ningún conocimiento técnico, y siempre se han tomado tiempo para formarme y explicarme todas las particularidades. ¡Creo sinceramente que ser una mujer en el sector industrial es una verdadera ventaja!